Search
  • Claudia Day

La Gente Desplazada

Cuando hablo de “La gente desplazada” de que estoy hablando? Estoy hablando de las millones de personas, quienes, por una razón u otra, generalmente la razón es política, han tenido que dejar sus hogares, dejara sus familia, y dejar sus países.

Realmente ¿qué quiere decir esto? Nacemos en una familia, mama, papa por lo general, hermanos, hermanas, abuelos, tias, tíos, la familia extendida, este es nuestro primera “tribu”. Luego vamos al colegio y hacemos amigos, todos diferente, de formaciones diferentes y luego continuamos con los estudios de una profesión para podernos mantener, y ahí tenemos nuestra segunda “tribu”, nuestros amigos relacionados con nuestros estudios. Luego salimos a trabajar y conocemos personas nuevas, y situaciones nuevas, y luego conocemos a alguien y nos enamoramos, decidimos compartir nuestras vidas con esa persona, y aquí empieza la tercera “tribu”, nuestra propia familia.

Pero también pertenecemos a un país; este es otra “tribu”. Este país tiene su propia gente con su idioma, sus dialectos, su música, sus costumbres, su religión sus tradiciones, sus orígenes culturales, su posición geográfica, y todo esto lo hace único. Hemos crecido aquí, aquí están nuestras raíces, profundas raíces, raíces de pertenencia, raíces emocionales, este es nuestro HOGAR.

Y luego nos tenemos que mudar, tenemos que dejar todo esto atrás, porque alguien cree que tiene el derecho de dictarnos que es verdad y que no lo es, lo que tenemos que hacer y pensar. Con fuerza y violencia tratan de imponer sus cosas, se han vuelto figuras de poder, preparados a matar para mantener ese poder, y tiene sus seguidores. Nosotros que estamos en desacuerdo con ellos tenemos que irnos si queremos sobre vivir, o si queremos pensar de otra manera.

Es muy difícil porque dejamos atras a mucha gente querida, dejamos atrás nuestro país, dejamos atrás a nuestra historia, dejamos atrás nuestras raíces. Viajamos a tierras desconocidas, gente y culturas desconocidas, a veces idiomas y religiones desconocidas, a donde nuestras profesiones no son válidas, a donde no siempre somos bien venidos, para tratar de hacer un nuevo comienzo, a donde no pertenecemos, a donde no tenemos historia, a donde no tenemos raíces, sin embargo agradecidos a las naciones que nos están dando la oportunidad de un nuevo comienzo. Tratamos de hacer este nuevo comienzo con una sonrisa, sin embargo nuestros corazones están pesados y tristes porque sabemos que en nuestros países sigue la lucha, la gente muere por violencia, falta de comida y falta de medicinas. Nos sentimos culpables porque los hemos dejado que continúen la lucha; no hay un camino correcto o incorrecto, cada cual escoge lo que es lo mejor para ellos, y cada cual paga el precio por lo que escogió.

Mi pregunta eterna es “cuando aprenderemos a respetarnos los unos a los otros y respetar nuestras diferencias” y cuando aprenderemos a “AMAR A NUESTRO PROJIMO COMO A MI MISMO”


25 views0 comments